COMPOSICIÓN: Cada ml contiene:
Heparina de sodio ( derivado de mucosa ) : 5000 UI
Excipientes :
Clorocresol (Como conservante)
Agua para inyección
Cloruro de sodio

USOS : Solución inyectable intravenosa

FARMACOLOGÍA:
La heparina es un anticoagulante natural que impide la coagulación de la sangre in-vivo e in-vitro. Evita la inhibición de varios factores de coagulación activados, incluyendo trombina y el factor X. El aumento del tiempo de coagulación originado por la heparina se hace evidente después de la administración y dura cuatro a seis horas después de la inyección intravenosa y durante unas ocho horas después de la inyección subcutánea.

INDICACIONES TERAPÉUTICAS:
La heparina sódica inyectable está indicada para:
Terapia anticoagulante en la profilaxis y tratamiento de la trombosis venosa y su extensión;
(En un régimen de dosis baja) para la prevención de la trombosis venosa profunda y la embolia pulmonar postoperatoria en pacientes sometidos a cirugía abdomino-torácica o que por otras razones están en riesgo de desarrollar la enfermedad tromboembólica; Profilaxis y tratamiento de la embolia pulmonar; Fibrilación auricular con embolización; Diagnóstico y tratamiento de coagulopatías de consumo agudas y crónicas (coagulación intravascular diseminada); Prevención de la coagulación en cirugía arterial y de corazón; Profilaxis y tratamiento de la embolia arterial periférica; Como anticoagulante en transfusiones de sangre, circulación extracorpórea, y en procedimientos de diálisis y en toma de muestras de sangre para fines de Análisis Clínicos.

DOSIS Y ADMINISTRACIÓN:
Solución Inyectable para uso IV
Dosis de Tratamiento:
5.000 - 10.000 UI cada 4 horas o 500 UI/kg de peso corporal al día en forma de infusión continua en la inyección de cloruro de sodio o dextrosa. La dosis se debe ajustar individualmente de acuerdo con las pruebas de coagulación.
Ajuste de la dosis: la dosis se ajusta para mantener los tiempos de coagulación de trombina, tiempo total de coagulación o el tiempo parcial de tromboplastina, 1,5 a 2 veces el del control en sangre extraída de 4 - 6 horas después de la primera inyección o comienzo de la infusión y en intervalos similares hasta que el paciente se estabilice.
Los pacientes sometidos a cirugía mayor electiva: Se deben administrar 5000 UI, 2 horas antes de la cirugía y luego cada 8 - 12 horas después de la operación durante 10 - 14 días o hasta que el paciente sea ambulatorio.
A raíz de un infarto de miocardio: Debe administrarse 5000 UI dos veces al día durante 10 días o hasta que el paciente se pueda movilizar.
Otros pacientes: Debe administrarse 5000 UI cada 8 - 12 horas.
Estos regímenes profilácticos estándar no requieren un control de rutina.
Dosis en niños
Dosis de tratamiento: Se debe dar inicialmente la dosis de tratamiento estándar. Las dosis posteriores y / o intervalos de dosificación deben ajustarse individualmente de acuerdo a los cambios en el tiempo de coagulación y de trombina, tiempo total de coagulación sanguíneo y / o el tiempo de tromboplastina parcial.
Dosis en ancianos
Dosis de tratamiento : Pueden requerirse dosis más bajas, sin embargo, debe administrarse inicialmente dosis de tratamiento estándar, posteriormente dosis subsiguientes a intervalos de dosificación ajustados individualmente
de acuerdo a los cambios en los tiempos de trombina, tiempo total de coagulación y / o al tiempo parcial de tromboplastina.
Dosis Profiláctica: No es necesario modificar la dosis para la profilaxis en los ancianos.
Dosis de tratamiento durante el Embarazo: La dosis para el tratamiento estándar debe ser inicialmente por infusión intravenosa continua, o cada 12 horas por vía subcutánea. No se aconseja inyecciones intravenosas intermitentes.
Las dosis posteriores y/o intervalos de dosificación deben ajustarse individualmente de acuerdo a los cambios en el tiempo de trombina, tiempo total de coagulación y / o el tiempo parcial de tromboplastina.
Dosis Profiláctica: Se recomienda que se mantengan los niveles de heparina plasmática por debajo de 0,4 UI / ml según se determinó mediante el ensayo de anticuerpos específicos anti-Xa. Se sugiere una dosis de 5.000 UI cada 12 horas en el inicio del embarazo con un aumento de 10.000 UI cada 12 horas en el último trimestre. La dosis debe ser reducida durante el parto, siendo adecuada la dosis profiláctica estándar en el puerperio.

CONTRAINDICACIONES :
Hipersensibilidad conocida a la heparina o cualquiera de los otros ingredientes.
Hemofilia, otros trastornos hemorrágicos o con un sitio de sangrado real o potencial, por ej. úlcera péptica.
Traumas mayores, hemorragia cerebral reciente o cirugía reciente que involucra el sistema nervioso o los ojos.
Pacientes con endocarditis bacteriana y los que presentan hipertensión grave.
Trombocitopenia o antecedentes de trombocitopenia que han ocurrido con heparina. Enfermedad hepática grave (incluyendo várices esofágicas ).
En los pacientes que recibieron heparina para el tratamiento en lugar de la profilaxis, la anestesia locorregional en los procedimientos quirúrgicos electivos está contraindicado porque el uso de heparina puede ser muy rara vez asociada con hematoma epidural o espinal que resulta en parálisis prolongada o permanente.

ADVERTENCIAS Y PRECAUCIONES DE USO
El tratamiento con heparina se debe administrar con precaución en pacientes con insuficiencia renal o hepática, o hipersensibilidad a las heparinas de bajo peso molecular.
La heparina puede suprimir la secreción adrenal de aldosterona originando una hiperpotasemia, especialmente en pacientes con diabetes mellitus, insuficiencia renal crónica, acidosis metabólica preexistente. El riesgo de hiperpotasemia parece aumentar con la duración de la terapia, pero es generalmente reversible. Se debe medir el potasio plasmático y monitorear regularmente el tratamiento en pacientes con riesgo, antes de iniciar el tratamiento con heparina principalmente si el tratamiento se prolonga más allá de 7 días.
En los pacientes sometidos a anestesia peridural o raquídea o punción espinal, el uso profiláctico de la heparina puede ser raramente asociada con hematoma epidural o espinal que resulta en parálisis prolongada o permanente. El riesgo se incrementa por el uso de un catéter peridural o raquídeo para la anestesia, por el uso concomitante de fármacos que afectan la hemostasia, tales como medicamentos no esteroides antiinflamatorios (AINE), inhibidores plaquetarios o anticoagulantes, y por punción traumática o repetida.
En la toma de decisiones sobre el intervalo entre la última administración de heparina a dosis profilácticas y la colocación o retiro de un catéter peridural o espinal, deben tenerse en cuenta las características del producto y el perfil del paciente. No se debe suministrar una dosis posterior, antes de que hayan transcurrido por lo menos cuatro horas. La readministración debe retrasarse hasta que se complete el procedimiento quirúrgico.
En caso de que un médico decida administrar anticoagulante en el transcurso de la anestesia peridural o espinal, debe ejercerse una vigilancia extrema y monitoreo frecuente para detectar cualquier signo o síntoma de deterioro neurológico, tales como dolor de espalda, déficits en motores sensoriales y de los intestinos o una disfunción de la vejiga. Los pacientes deben ser instruidos para informar inmediatamente a una enfermera o un médico si experimentan cualquiera de estos síntomas.
Como existe el riesgo de trombocitopenia inducida por heparina mediada por anticuerpos, se debe efectuar recuentos de plaquetas en pacientes que reciben tratamiento con heparina durante más de 5 días, debiéndose interrumpir inmediatamente el tratamiento si se desarrolla trombocitopenia.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS :
Deben ser administrados con precaución aquellas drogas que afecta la función plaquetaria o coagulación de la sangre, por ejemplo, aspirina, fármacos antiinflamatorios no esteroides, o la solución de dextrano.
El uso de la infusión de trinitrato de glicerilo puede reducir el efecto anticoagulante.
La heparina es incompatible con la solución acuosa de ciertas sustancias, por ejemplo, algunos antibióticos, hidrocortisona, fenotiazinas, analgésicos narcóticos y algunos antihistamínicos.

EMBARAZO Y LACTANCIA :
Aunque no se han realizado estudios en animales, los estudios epidemiológicos indican que si se necesita terapia de medicamentos durante el embarazo, el uso de la heparina en la dosis recomendada es aceptable. La heparina no atraviesa la placenta o aparece en la leche materna.

REACCIONES ADVERSAS.
Pueden ocurrir hemorragia, hipersensibilidad y trombocitopenia aguda reversible, también se ha reportado necrosis de la piel. Si esto ocurre el tratamiento debe ser suspendido inmediatamente. Se ha reportado osteoporosis y alopecia después de una terapia prolongada. Medicamentos con heparina pueden causar hipoaldosteronismo que puede resultar en un aumento del potasio plasmático. Se han reportado casos muy raros de hematoma epidural y espinal en pacientes que recibieron heparina para la profilaxis sometidos a anestesia espinal o epidural o punción espinal. Para más información, véase advertencias especiales y precauciones de uso.

SOBREDOSIS:
El efecto de la heparina se puede revertir inmediatamente por la administración intravenosa de una solución de sulfato de protamina al 1%. La dosis de sulfato de protamina requerida para la neutralización debe determinarse con precisión mediante la valoración del plasma del paciente.
Es importante evitar la sobredosis de sulfato de protamina porque la protamina en sí tiene propiedades anticoagulantes. Una sola dosis de sulfato de protamina nunca debe superar los 50 mg. Su inyección intravenosa puede causar una caída súbita de la presión arterial, bradicardia, disnea y enrojecimiento transitorio, pero éstos pueden evitarse o disminuirse por la administración lenta y cuidadosa.

ALMACENAMIENTO
Almacenar a temperatura no mayor a 30˚C. Proteger de la luz.
TODO MEDICAMENTO DEBE CONSERVARSE FUERA DEL ALCANCE DE LOS NIÑOS

PRESENTACIÓN:
Vial de vidrio ambar x 5ml